14/05/2018 | NOTICIAS INSTITUCIONALES
DECLARACIÓN SOBRE LA SITUACIÓN DEL CONICET
48385478_2016913738377653_6868428467591970816_n
DECLARACIÓN SOBRE LA SITUACIÓN DEL CONICET
“Los países ricos lo son porque dedican dinero
al desarrollo científico-tecnológico, y los países
pobres lo siguen siendo porque no lo hacen.
La ciencia no es cara, cara es la ignorancia.”
Bernardo Houssay
Los abajo firmantes, integrantes del Directorio del Consejo Nacional de Investigaciones
Científicas y Técnicas (CONICET), deseamos expresar públicamente nuestra enorme
preocupación por la situación presupuestaria y salarial que está atravesando este
organismo. Estamos próximos a finalizar un nuevo año de serias dificultades para el
sistema científico-tecnológico nacional, que quedará signado por la incomprensible
decisión de suprimir el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la
Nación. Con mucha tristeza e impotencia vivenciamos mes a mes un sistemático
deterioro en la capacidad institucional de promover la producción, trasmisión y
transferencia del conocimiento.
En estos tres años el CONICET ha sufrido un profundo y sostenido deterioro de
los salarios de sus trabajadoras y trabajadores y de los estipendios de sus becarias y
becarios, muchos de los cuales viven con remuneraciones que se sitúan por debajo de
la línea de pobreza. A esto se suman la conocida disminución del número de ingresos a
las Carreras del Investigador Científico, las serias dificultades para efectivizar en
tiempo y forma los ingresos a la Carrera del Personal de Apoyo y la imposibilidad de
renovar los cargos del plantel técnico-administrativo que constantemente se pierden,
en muchos casos por causa de los bajos salarios.
Por otro lado, los fondos para funcionamiento, infraestructura y financiación de
la investigación y sus tareas subsidiarias han disminuido drásticamente año a año en
valores reales pero también incluso en forma nominal, frente a un complejo proceso
inflacionario y devaluatorio que ha minado nuestra capacidad de promover la
producción científica, el desarrollo tecnológico y la innovación de los procesos
productivos. La mayoría de las Unidades Ejecutoras terminarán el año con un
financiamiento de solo el 40% de lo prometido, y es importante que se sepa que esto
no responde a caprichos del Directorio, sino al efecto selectivo que los aumentos de
tarifas han tenido en el organismo. Para colmo, el presupuesto 2019 deja al organismo
al borde de la imposibilidad de financiar cualquiera de sus muchos instrumentos de
promoción y esto a su vez afectará seriamente la capacidad de trabajo de toda la red
institucional del CONICET y de las instituciones asociadas, las cuales también se verán
seriamente afectados. Nos hemos visto forzados recientemente a tomar la dolorosa
resolución de no otorgar por ahora los subsidios para reuniones científicas que ya
habían sido seleccionadas en la correspondiente convocatoria por falta de
financiamiento, aun a sabiendas del perjuicio que esto producirá en la comunidad,
pues es necesario destacar que nuestro país tiene una larga y reconocida tradición de
acoger año tras año prestigiosas reuniones nacionales, regionales e internacionales
que cumplen la función fundamental de promover la sociabilización de las líneas de
trabajo y fomentar la imprescindible cooperación. En particular, hoy tememos no
poder atender otros compromisos asumidos, y en particular poder pagar los subsidios
adeudados y ya comprometidos.
El presupuesto 2019 aprobado por el Congreso de la Nación contempla para el
CONICET un aumento aproximado del 23% con respecto a lo que se habrá ejecutado
este año al 31 de diciembre, mientras que la inflación en el mismo período habrá sido
superior al 46%. Sin embargo, a diferencia de lo que sucedía en los últimos años, este
presupuesto incluye los futuros acuerdos paritarios y prevé una seria disminución,
incluso nominal, de los fondos para funcionamiento, inversión y financiación de
proyectos. En definitiva, de no mediar una ampliación presupuestaria, es de esperar
que continúe mermando la capacidad de investigación científica y tecnológica, la razón
del ser del CONICET.
Como dijéramos ante la Cámara de Diputados de la Nación en ocasión del
debate previo a la sanción de la ley de presupuesto 2019, entendemos que las políticas
públicas de financiación de la ciencia, la tecnología y la innovación deberían fijarse en
una perspectiva estratégica, más allá de las urgencias y la inmediatez que caracterizan
a la política argentina. Las sociedades contemporáneas no disponen de valor más
preciado que el conocimiento a la hora de superar sus problemas, mejorar la calidad
de vida de sus ciudadanas y ciudadanos y proyectar un futuro de prosperidad con
justicia y equidad. Argentina tiene una enorme capacidad de producción de
conocimiento, creada con el esfuerzo de muchas generaciones, que le ha permitido
alcanzar destacados logros, científicos y tecnológicos. Poner en riesgo esa capacidad
de transformación sería echar por tierra los sueños de poder superar las grandes
falencias estructurales que nos aquejan desde hace siglos. Hacer de la ciencia y la
tecnología una política de estado no es solo un postergado sueño de nuestra
comunidad, sino ante todo una urgente necesidad de nuestra sociedad, pero eso no se
logra declamando y buscando el resultado fácil y rápido, sino con inversiones
sostenidas en el tiempo y articulando entre todos los sectores de la sociedad y de los
estados aquellas políticas públicas que permitan acordar primero y promover después
las acciones que potencien el efecto transformador, tanto cultural cuanto socioeconómico, del conocimiento. Y como muestra la historia de las naciones hoy
prósperas, para ello es necesario aumentar sustancialmente la inversión pública y
estimular fuertemente la inversión privada.
Por todas estas razones nos sumamos a los reclamos, colectivos e individuales
que comparten con nosotros la extrema preocupación por la situación de la ciencia, la
tecnología y la innovación productiva en nuestro país, sin distinción de simpatías
partidarias. Al mismo tiempo nos permitimos apelar a la comprensión del Sr.
Presidente de la Nación para que dé solución rápida a estos problemas
presupuestarios.
Dora Barrancos
Francisco Tamarit
Miguel Laborde
Roberto Rivarola
Tulio Del Bono
Imágenes
cerrar